Pacifika en París by Clara Vásquez 1

Vale la pena pedir las cartas laborales, los extractos bancarios, organizar fechas, todo lo que sea necesario para obtener la visa y llegar a Paris, la capital de la moda… Esta ciudad enamoradora, no solo para los que la visitan por primera vez sino para los que tenemos el privilegio de visitarla a menudo. Cada calle tiene su encanto, los edificios perfectamente conservados te atrapan junto con los pequeños locales que venden souvenires a los turistas.

El clima, aunque frío pasa a un segundo plano frente a cielos perfectamente azules, casi sin nubes, haciéndonos pensar que el verano está a la vuelta de la esquina. Los franceses saltan a la vista, es fácil saber quien es local y quien viene a maravillarse desde algún otro lugar del planeta, ellos, los parisinos, exudan elegancia, garbo y estilo, no importa la edad o el sexo, siempre se ven exquisitos, como un modelo a seguir, como si se preocuparan por estar acorde a la ciudad que los vio nacer.

Obviamente estamos aquí para trabajar, debemos visitar 2 ferias de telas y ver lo que está pasando en el mercado internacional para traducirlo a nuestro estilo PCFK, pero por suerte, en domingo no hay casi nada abierto en París, ni almacenes, ni centros comerciales… así que con esta disculpa, caminar se vuelve la única opción, dejando desnudo ante nuestros ojos un lugar mágico e inspirador, que nos muestra algo nuevo cada vez que estamos aquí, ya sea el palacio de la Opera totalmente recuperado con sus toques de dorado intenso, la pirámide de cristal del Louvre iluminada de noch o pequeños carros para alquilar (como si fueran bicicletas) que se cargan con energía en vez de gasolina.

Quédense con nosotros, les estaremos contando de primera mano que es lo que encontramos esta vez y que pensamos aplicar para nuestra marca PACIFIKA.

Clara Vásquez
Jefe de Diseño PCFK.