Leggings siguen siendo protagonistas

Para muchos amados, para otros tantos odiados, lo cierto es que entraron al mercado hace algunas temporadas y aún no quieren despedirse, es más son muy versátiles y se pueden utilizar tanto en verano como en invierno (dependiendo de su textura, tonalidad y tela), también se pueden usar de manera formal o informal.

Comenzaron en básicos de neutros, y ahora se han combinado con diversos estampados y texturas para hacerlos más funcionales a todas las ocasiones de uso.

Existen además 5 reglas básicas de uso para que estos resalten tus mejores atributos:

  1. Utilízalos con camisetas un poco más largas de lo convencional, tipo blusones, vestidos…
  2. Usa la ropa interior del mismo color de los leggings o de un color similar para que esta no se marque.
  3. Recuerda la diferencia entre medias y leggings, las primeras son más delgadas y transparentes, aptas para vestidos o prendas un poco más largas.
  4. Usa la talla correcta, para que no te queden muy amplios o muy ajustados ya que así son estampados pueden deformar.
  5. Los leggigns blancos son poco favorecedores, ya que marcan más los errorcitos del cuerpo así que trata de evitarlos, una excepción son los que tienen estampado.

Siguiendo estos pequeños consejos tienes vía libre para saber como usarlos, así que anímate que aún tienen mucho tiempo dentro de la moda urbana.