Evolución de la ropa interior by Lina Estrada

Antiguamente, el único objetivo de la ropa interior femenina era el de ajustarse al cuerpo de la mujer para corregirlo y moldearlo. Los corsés eran entonces las prendas interiores por excelencia.

De 1830 en adelante, las mujeres utilizaban distintas prendas íntimas y cada una de ellas desempeñaba una función determinada. Hasta entonces una simple tela de seda hacía el papel de sostén.

En los años 50 se lanzó el primer corselette, el cual era sin tirantes y el primero con cremallera atrás. Su finalidad era la integración de elementos elásticos y resaltar el confort y libertad de movimiento de la mujer.

La danza influyó definitivamente en el diseño de la ropa interior, lo que ayudó a la mujer a tener una mayor libertad en sus movimientos y olvidarse de ir tapada hasta los pies. Los primeros modelos fueron diseñados para minimizar más que enfatizar.

El movimiento hippie en los años 60, inyecta una bocanada de aire fresco a la moda íntima y es cuando estas prendas van alcanzando un mayor protagonismo. En 1966, se lanza el primer sujetador que utiliza elastano en su tejido.

A partir de los años 70 la sensualidad se convierte en protagonista de las prendas íntimas. Es más, la exaltación de la ropa interior por mitos eróticos de la época es cada vez más común.

El auténtico boom de la ropa interior fue a partir de los años 80. Exhibir estas prendas ya no se considera un problema social y se acepta que la mujer debe sentirse también guapa y cómoda por dentro. Los colores cobran protagonismo gracias a los escotes de las mujeres.

En los 90 afloran un sin fin de distintos tejidos para confeccionar estas prendas y se convierten en un amplísimo abanico de posibilidades donde elegir. Los cortes son inspirados en realzar las curvas y escotes, pero siempre ofreciendo el máximo confort.

En la actualidad

La confección de ropa íntima se centra sobre todo en la confección de tirantes perfectos, efectivos y transparentes. Las curvas se realzan de una forma natural y las microfibras en los tejidos proporcionan un ajuste seguro y cómodo.

La sensualidad y la comodidad son los dos grandes pilares para el diseño de la ropa interior que se confecciona hoy en día, y vive uno de sus momentos más dulces en el mundo de la moda en la actualidad.

Lina Estrada es la diseñadora de ropa interior PCFK