El beso entre un marinero y una enfermera que cautivó al mundo

Era 1945 en New York y la radio estalló con el mensaje del presidente Harry Truman, donde anunciaba que por fin Japón se había rendido y la guerra había terminado… En ese momento la gente enloqueció, sobre todo los marineros que estaban en dicha ciudad como puerto mientras eran asignados para otras misiones.Así que entre copas, algarabía y emoción surgió el beso más famoso de la historia protagonizado por un marinero y una enfermera en pleno Times Square. Este fue un buen momento registrado en la historia.

Pero aunque la historia dice que ellos nunca se conocieron, que fue un beso casual que surgió de la euforia del momento, nosotros queremos reinventar una nueva historia.

Comienza con un marinero, que se unió a prestar servicio con la ilusión de su padre de ser la persona que le diera honor y gloria familia, y así fue, ya que durante su vida vivió cerca al mar y aprendió de sus secretos y misterios , así que cuando llegaron los reclutamientos para la guerra no dudó en alistarse. Así aprendió de la rudeza en el mar y del significado de llegar a un puerto.

Así como muchos otros marineros tuvo amores en varios puertos, aprendió a ser rudo cuando se necesitaba y romántico cuando realizaba una conquista. Se realizó varios tatuajes y aprendió a hacérselos a otros marineros que como el necesitaba llenar de significado su cuerpo para llevar para siempre recuerdos de hazañas y logros.

Cada tanto tenían ciertos días de descanso y este llegó el 26 de Agosto, su destino fue New York; como era costumbre cada vez que anclaba su barco, decidió ir con sus amigos a disfrutar de esta ciudad, bailaron y tomaron cerveza hasta embriagarse. Cuando ya estaban a punto de irse a descansar a un modesto hotel, escucharon en la radio la declaración del Presidente Truman de la rendición de Japón. Ellos felices de la emoción, pidieron muchas más cervezas en el lugar donde estaban.

Salieron a la calle y caminaron hasta Times Square repartiendo miles de besos a su paso, uno de ellos fue a una hermosa enfermera que le llamó la atención a lo lejos, la agarro con fuerza y le dio el mejor beso que ha dado en su vida, al terminar este beso, se miraron y supieron que era un beso que jamás olvidarían. No se dijeron palabra alguna, simplemente la complicidad de una mirada que duró para siempre.

¿Y a ti como te gustaría que terminara esta historia?

La fotografía del beso entre el marinero y la enfermera es del fotógrafo Alfred Eisenstaed publicada en la revista Life, las demás imágenes fueron tomadas de Pinterest.